imagen de la cabecera

 

 

¡Poetisa...!

 

Raro capricho la mente sueña:

Será inmodesta, vana aprensión.

Tal palabra

no me cuadra;

su sonido

a mi oído

no murmura

con dulzura

de canción;

no le presta

la armonía

melodía

y hace daño

al corazón.

 

Tiemblo escucharla. ¿Será manía?

Oigo un murmullo cerca de mí:

no me cuadra

tal palabra;

que el murmullo

que al arrullo

de la sátira

nació,

me lastima

con su giro

y un suspiro

me arrancó.

 

Si han de ponerme nombre tan feo,

todos mis versos he de romper.

No me cuadra

tal palabra;

no la quiero;

yo prefiero

que a mi acento

lleve el viento

y cual sombra

que se aleja

y no deja

ni señal,

a mi canto

que es mi llanto

arrebate

el vendaval.

 

 

 


 

Imagen de la portada del libro

 

¿Quién fue Rosario de Acuña?.

 

 

 

Rosario de Acuña. Comentarios

Algunas notas acerca de la vida de esta ilustre librepensadora