imagen de la cabecera

 

 

A las niñas del Sr. D.B.D.G.

 

Flores que en los jardines

de la inocencia

desplegáis vuestras hojas

blancas y bellas,

quieran los cielos

que jamás vuestra vida

marchite el cierzo.

 

Quiera Dios que por siempre

viváis dormidas

con la casta pureza

de un alma limpia,

y en dulce sueño,

cual bajasteis al mundo,

subáis al cielo.

 

De las notas que el alma

lleva escondidas

una quiero dejaros

por despedida;

si nunca vuelvo,

que os sirva mi canto

como un recuerdo.

 

Gijón, agosto, 1874

 

 

 


 

Imagen de la portada del libro

 

¿Quién fue Rosario de Acuña?.

 

 

 

Rosario de Acuña. Comentarios

Algunas notas acerca de la vida de esta ilustre librepensadora