imagen de la cabecera

 

 

Cantares

 

Las palabras del amor

no creas que son verdad,

son como flores de mayo

que apenas vienen se van.

 

Ojos rojos de llorar,

ojos que lloráis enojos,

¿quién os puede consolar

en este mundo de abrojos?

 

No hay dolor como el dolor

de ahogar en el alma el llanto,

y mientras el alma sufre

poner el rostro de agrado.

 

Cuando sale el sol te amo,

cuando se pone te adoro,

pero de noche te olvido

y de día quiero a otro.

 

 

 


 

Imagen de la portada del libro

 

¿Quién fue Rosario de Acuña?.

 

 

 

Rosario de Acuña. Comentarios

Algunas notas acerca de la vida de esta ilustre librepensadora