imagen de la cabecera

 

 

Cantares

 

Dices que lleve mi amor

a la fuente del olvido;

mucho mejor que olvidarte

fuera no haberte querido.

 

Por un minuto de dicha

se paga un año de pena;

haberte querido tanto

al infierno me condena.

 

Una palabra te di

y una palabra me diste;

a la mía no falté

¿y la tuya la cumpliste?

 

Me juraste que me amabas

sin saber lo que amor era;

hoy que lo sabes, me olvidas,

¿y no quieres que me muera?

 

 

 


 

Imagen de la portada del libro

 

¿Quién fue Rosario de Acuña?.

 

 

 

Rosario de Acuña. Comentarios

Algunas notas acerca de la vida de esta ilustre librepensadora