imagen de la cabecera


 

 

Las dos nubes

 

   Una nube sombría

cruza el espacio,

yo me llamo tristeza

va murmurando;

soplan las auras

y sus negros crespones

se desparraman.

 

   Otra nube blanca

volando llega,

Yo me llamo alegría

dice a la tierra;

soplan los cierzos,

y sus leves cendales

van esparciendo.

 

   Y la blanca y la negra,

veloces pasan;

a una llevan cierzos

y a otra las auras;

penas, placeres,

son nubes de la vida;

¡dejad que vuelen!

 

 

 

(1) La publicación en La Mesa Revuelta lleva por título «Dos nubes» y estaba precedida por un texto que decía «En el álbum de la señorita doña Carolina Villaverde y Castera». En las restantes publicaciones se titulaba «Las dos nubes».

(2) Publicado en el artículo de  Patricio Adúriz (⇑) titulado «¡Y va de semanarios!»

 

 

Imagen de la portada del libro

 

¿Quién fue Rosario de Acuña?.

 

 

 

Rosario de Acuña. Comentarios

Algunas notas acerca de la vida de esta ilustre librepensadora