imagen de la cabecera


 

Tiempo perdido

 

Rosario de Acuña de Laiglesia: Tiempo perdido. Imprenta de Manuel Minuesa de los Ríos: Madrid, 1881; 165 pp.

 

Imagen de la portada de Tiempo perdido

 

 

Al público

Melchor, Gaspar y Baltasar (Cuento)

Algo sobre la mujer (Apuntes)

El primer día de libertad (Memorias de un canario)

Los intermediarios (Boceto)

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 

Al público

 

Mucho tiempo hace ya, público insigne, que no escuchas mi palabra, y como en ello creo que hay un perjuicio para mí, por más que para ti haya una ventura, cojo la pluma deseando que así como yo tengo interés en hablarte, lo experimentes al escucharme, habiendo de este modo suerte para los dos y honra para mí; no supongas, sin embargo, que de los rincones de mi cerebro han de salir cosas que te dejen asombrado o caviloso; nada de eso: piensa solamente, al leer lo que yo escribiere, que mi intención es hacerte pasar algunos ratos de tiempo perdido por medio de asuntos ligeros y de poca importancia, y  ya con este pensamiento, ni tú verás en las páginas de este libro motivo para aburrirte, ni yo tendré el pesar de haberte aburrido.

Mira en lo que vas a leer tanta insignificancia como falta de pretensión, y si al terminar las desaliñadas páginas has conseguido suprimir en el reloj de la vida algunos minutos de fastidio, por cumplidos doy mis deseos de haberte hablado.

 

Rosario de Acuña de Laiglesia

 

Arriba

 

 


 

Imagen de la portada del libro

 

¿Quién fue Rosario de Acuña?.

 

 

 

Rosario de Acuña. Comentarios
Algunas notas acerca de la vida de esta ilustre librepensadora