imagen de la cabecera


 

 

El canto del ciego

 

 

Dice el mundo al mirarme

–«¡Qué desgraciado!»

y yo le digo al mundo

que no soy tanto,

que es dicha y grande

el tener la fortuna

de no mirarle.

 

 

 

Si la suerte me ha dado

nombre y dinero,

mas no me envidian

y vivo sin rencores:

¿hay mayor dicha?

 

 

Si he nacido sin nombre,

bienes ni patria,

como nada conozco,

no envidio nada.

¡Que mejor dicha

que vivir en el mundo

libre de envidia!

 

 

 

 

 


 

Imagen de la portada del libro

 

¿Quién fue Rosario de Acuña?.

 

 

 

 

Rosario de Acuña. Comentarios

Algunas notas acerca de la vida de esta ilustre librepensadora