Rosario de Acuña y Villanueva

Madrid, 1850- Gijón, 1923

Inicio

Datos biográficos

Algunas obras

Bibliografía

 

Artículos

Cartas

Conferencias

Cuentos

Ensayo

Otras obras

Poesía

Teatro

 

 

Cantares

 

Cae una hojita de un árbol

y seca se va poniendo

hasta que al fin se deshace,

¡esto le pasa al recuerdo!

 

         * * *

 

En una concha de nácar

puse una avellana huera

y dije: «La Metafísica

nada dentro, todo fuera.»

 

         * * *

 

 Dos sentimientos nacieron

de orden del diablo y de Dios

el uno fue el egoísmo,

el otro la abnegación.

 

         * * *

 

Se compra y se vende el oro,

la carne, el vino y el pan,

ciencias, riquezas y honores…

los sentimientos se dan.

 

         * * *

 

Sobre la frente de un sabio

me puse a trazar medidas,

todas daban longitudes,

verticales no salían.

 

         * * *

 

Se baja a un pozo muy hondo

por una escala muy recia;

la sociedad es el pozo

y la escala la conciencia.

 

         * * *

 

Por ver al Materialismo

que niega al alma y a Dios

llevé una luz a sus sesos

y ¡el aire me la apagó!

 

         * * *

 

Cayo un granito de tierra

y al caer mató a una hormiga;

¡que en un cuadro tan pequeño

cojan la muerte y la vida!

 

      1886

 

 

Las Dominicales del Libre Pensamiento, Madrid, 21-1-1888

La Luz del Porvenir, Gracia (Barcelona) 29-3-1888

Almanaque civil de librepensadores para 1894, Madrid: El Porvenir Editorial, 1894, p. 186

 

 

Rosario de Acuña y Villanueva.

Una heterodoxa en la España del Concordato

Rosario de Acuña y Villanueva. Comentarios

Algunas notas acerca de la vida de esta ilustre librepensadora