imagen de la cabecera


 

 

La Exposición Avícola (Comunicado)

 

Señor director de El Cantábrico.

Mi estimado amigo:

Tenga usted la bondad de dar cabida en El Cantábrico a  las siguientes líneas:

En vista del Reglamento-programa redactado para la Exposición Avícola Montañesa, me veo en la necesidad de no exponer en ella ningún ejemplar de aves, porque mi modestísima pequeña industria no me permite reunir de cada raza más que un macho y dos hembras; ni puedo tampoco ofrecer más aves de las mestizas, con los caracteres de pureza típica que exige el programa respecto a cresta, patas y plumaje, pues el mestizaje, para presentarlo como lo pide el reglamento expresado, necesita la gran industria, el gran capital, porque hay que desechar, en selección constante, por insignificantes defectos que nada implican para la gran postura, multitud de ejemplares que suponen una pérdida superior a los pequeños medios de la pequeña industria.

Invitada por los organizadores de la exposición para formar parte del jurado, y aún para presidirlo (honor que decliné por suponerlo ofrecimiento solo de cortesía), me veo en la necesidad de retirar mi palabra de ser expositora, aun fuera de concurso, por estar la ínfima pequeñez de mi industria por debajo del reglamento que se ha formulado para la exposición. Además, los lotes que expuse en la de Madrid fueron vendidos allí mismo, y como, por otra parte, voy deshaciéndome, entre amistades y conocimientos, y poco a poco, de mi pobre corral, mis alcances avícolas no llegan a la científica altura (digna de los mayores elogios) que ha inspirado el programa.

Quedo, pues, relevada, por el presente comunicado, de cumplir mi palabra de concurrir a la exposición y para conocimiento del público y satisfacción de mi dignidad así lo manifiesta quien queda de usted siempre atenta amiga

Rosario de Acuña

Cueto, 21 de junio

 

 

Nota

Semanas atrás, Rosario de Acuña y Carlos de Lamo participaron en una reunión junto a Pablo Lastra, Ricardo Soto, Antonio Pombo y «otros señores que forman la Sociedad de Avicultores Montañeses». Según cuenta la prensa santanderina, los presentes «acordaron las bases para la organización de un gran concurso avícola durante las fiestas de julio, con objeto de propagar los conocimientos de las grandes razas de producto y los medios de producción». 

 


Imagen de la portada del libro

 

¿Quién fue Rosario de Acuña?.

 

 

 

 

Rosario de Acuña. Comentarios

Algunas notas acerca de la vida de esta ilustre librepensadora