imagen de la cabecera

 

COMENTARIOS

 

A finales de los sesenta del pasado siglo pocos eran los que podían decir cosa alguna de Rosario de Acuña y Villanueva. Apenas habían pasado cuatro décadas desde su muerte y su memoria parecía haberse desvanecido. Fue entonces cuando se inició una tarea colectiva para rescatar del olvido su memoria. Varias décadas después podemos decir que lo estamos logrando. Entre todos, cada uno con sus aportaciones, hemos conseguido reconstruir los hitos más importantes de su biografía y recuperar buena parte de su obra. En el año 2009 creí llegada la hora de abrir una nueva etapa y puse en marcha Rosario de Acuña y Villanueva. Comentarios (⇑), un blog que pretende analizar con mayor detenimiento todo cuanto ya conocemos. He aquí la relación de los  publicados desde entonces, con una breve reseña de cada uno y los enlaces que permiten su lectura completa.

 

siguientes                       anteriores (⇑)

 

 

 
Tumba de Rosario de Acuña en el cementerio civil de Gijón (Archivo del autor) 236. El centenario de su muerte, a dos años vista
En el momento actual, a dos años vista de cumplirse el centenario de su muerte, las únicas noticias alentadoras que he recibido llegan de Pinto. Los planes que me han hecho llegar los responsables de una de las asociaciones...

 

 

El cesante. Ilustración incluida en Los españoles pintados por sí mismos (1851) 235. El retorno del cesante jubilado
Por más que aún haya quien le siga otorgando el título de condesa,  el caso es que su padre ingresa con diecinueve años de edad en el Ministerio de Comercio, Instrucción y Obras Públicas como escribiente de la clase de terceros, con un sueldo anual de cinco mil reales. El joven Felipe de Acuña Solís había abandonado su Jaén natal...

 

 

 

Pedro de Répide en una fotografía publicada en 1908 234. «Una madrileña insigne», por Pedro de Répide
«...comprendemos su apartamiento voluntario de la sociedad en que debió brillar, y la vemos en su retiro de Pinto, cerca de la torre que sirviera de prisión a la princesa de Éboli, o atisbamos de nuevo su figura en las soledades de la costa de Cantabria y de Asturias, llena...

 

 

 

Cadáveres en la fortificación de Monte Arruit 233. Marruecos, la tumba de miles de españoles
Dolor y muerte. Miles de heridos, miles de muertos. Llevaba tiempo sufriendo por todos ellos, ahora también por los suyos. «¡Justicia para los que hicieron, sean los que sean, de los montes de Marruecos el cementerio más espantoso, la sima más horrenda que podrán contemplar...

 

 

Mariano Fortuny (1838-1874): Corrida de toros (Museo del Prado) 232. El señorito chulo
Tiene treinta años y su vida es un modelo. Su padre, el cacique de la ciudad, es de Andújar y su madre, hija de un fabricante de licores, malagueña. El padre además de cacique es abogado, jefe de su partido político en la región y propietario...
 

 

 

Fábrica de Tabacos, Gijón. Operarias del taller de cigarrillos superiores. Julio Peinado, 1906. (Museo del Pueblo de Asturias) 231. Las hermanas de Rosario de Acuña
Compañeras eran para ella las mujeres. Así, desde el plural, desde el «nosotras», entendía ella la emancipación de la mujer, lo cual representa una sensible diferencia con otros planteamientos, quizás más individualistas, que al respecto mantenían algunas de sus contemporáneas...

 

 

Puzle incompleto 230. Algunas dudas acerca de la autoría
Había en los dos textos referencias a la columna en la que se insertaban que no parecían salidos de su pluma, eran más propias de la responsable del periódico o de una colaboradora cuyos escritos la ocuparan habitualmente («hemos de dejar de consignar en nuestra sección», «va a honrar hoy esta sección»). Tampoco me acaba de convencer lo de la firma...

 

 

Muestra de una gráfica de líneas 229. Estadísticas y algo más
Gracias a las omnipresentes cookies, Google Analytics, la herramienta de análisis de audiencia asociada a esta plataforma, facilita información acerca de los contenidos visitados, la duración de las visitas o la procedencia de las mismas. Es así como pude saber que...

 

 

Firma de Felipe de Acuña cuando era estudiante de Leyes 228. Su gran valedor
Es preciso recordar que la autora tiene veinticinco años, y que esas dos notas distintivas –ser mujer y ser joven–, que tanto sorprendieron a los críticos por entonces, no dejan de resultar sorprendentes también en la actualidad, no tanto por...

 

 

FPanel dedicado a Rosario de Acuña (Imagen cedida por Manuel Almisas Albéndiz) 227. La primera en la Exposición
En 1932 la gaditana Amalia Carvia Bernal pronunciaba unas palabras de reconocimiento al papel que Rosario de Acuña había desempeñado en el despertar de muchas conciencias femeninas. Aunque no era la primera vez que lo hacía, quizás sea en esta ocasión cuando mayor...

 

 

Familia de Acuña y Robles, (fotografía cedida por María José de Acuña) 226. La tía olvidada
La suya era una de las biografías que había sido enviada a la profunda fosa de la desmemoria. Me preguntaba si no habría algún familiar que, conservando vivo su recuerdo, se atreviera a aportar alguna luz en aquella negritud del olvido...

 

 

Monumento a Giordano Bruno, plaza Campo de' Fiori, Roma (archivo del autor) 225. Homenaje a Giordano Bruno
De vez en cuando, alguna de las líneas de investigación que permanecen en vía muerta se reactiva. Hace unas semanas localicé un escrito inédito de nuestra protagonista: se trata de un texto manuscrito que lleva por título «Lo indescifrable», uno de los documentos...

 

 

 

Escalonilla, Casa Ayuntamiento, construido en 1881 (Diputación de Toledo) 224. Entretenimiento para la esposa
Mientras ella se ganaba la vida con los productos de su granja avícola, había ilustres compatriotas que instalaban un gallinero para entretenimiento de la esposa, para que lo pasara menos aburrido, distrayéndose en llevar a sus pollitos el migón de pan...

 

 

 

Carmen de Burgos en una fotogafría publicada en 1905 223. No, no era Carmen de Burgos (Colombine)
Pues resulta que, en contra de lo que se había escrito, no son la misma mujer; que esta Carmen Burgos del ochenta y ocho no es la Carmen de Burgos del homenaje a Echegaray: son dos persona distintas, tal y como ha podido constatar Manuel Almisas Albéndiz en un artículo...

 

 

 

Viviano Codazzi: Exterior de San Pedro, Roma (Museo del Prado) 222. Arrivederci Roma
La estancia no sería completa sin visitar el Vaticano. Por suerte para Rosario, su tío gozaba por entonces de una situación privilegiada. Para que nada faltara, fue recibida en audiencia privada por el papa Pío IX...

 

 

 

Lema de la Real Academia Española incluido en los Estatutos publicados en 1715 221. La Academia de papel
En 1917 el diario madrileño El Imparcial dedica un lugar destacado de su portada a la Academia, poniendo en duda que sus integrantes sean los más idóneos. Para probarlo, nada mejor que realizar un referéndum...

 

 

 

Exoristo Salmerón en una fotografía publicada a principios de 1916 220. Salmerón padre, Salmerón hijo
Es probable que en una de sus estancias en la casa de El Cervigón le contara a su invitado, el hijo del protagonista de esta historia, lo que sucedió en 1891 cuando visitó la casa familiar de los Salmerón: entregó su tarjeta, pasaron a una sala; esperaron; y al cabo de un rato salió un señor...

 

 

 

Giambattista Tiépolo: Ángel con corona de azucenas (Museo del Prado) 219. Una feliz iniciativa con incierto final
El 5 de octubre de 1882 fallece en Madrid Pablo León y Luque, médico forense del distrito del Congreso, antiguo presidente de los forenses madrileños. Unas semanas después se conoce la feliz iniciativa que había tenido Rosario de Acuña para honrar la memoria del difunto galeno...

 

 

Alfred Dreyfus (1885) (Biblioteca Nacional y Universitaria de Estrasburgo) 218. A propósito de Dreyfus
Aunque no sería esta la primera vez que un escrito suyo termina en una carpeta o en un cajón, cabe pensar –y parece lo más probable– que cuando escribió aquellas líneas dirigidas al «señor don Emilio Zola» ya sabía que el destino de esta carta...

 

 

 

Capitulaciones de boda y baile campestre, de Jean Antoine Wateau (Museo del Prado) 217. Acuerdo de separación
Se separan de mutuo acuerdo. Él se va del domicilio familiar, le pasa una pensión; ella asume la obligación de visitar a su marido y así lo hace en, al menos...

 

 

Emilia Villacampa (El Álbum de la Mujer, 13/2/1887) 216. Emilia Villacampa, la hija del héroe
Muchos fueron los círculos, centros, casinos o ateneos que organizaron actos para enaltecer la memoria del brigadier Villacampa. Uno de ellos, el que tuvo por escenario el casino de Unión Republicana en Gijón, contó con la participación de Rosario de Acuña...

 

 

 

Amazonas 215. Amazona
Años ochenta del siglo diecinueve; una desconocida mujer se aproxima a las primeras casas de una apartada aldea gallega. Los aldeanos «se paran atónitos sin explicarse cómo me sostengo sobre mi silla inglesa...

 

 

Emblema teosófico (Sophia, Madrid, 1/1913) 214. Su última confesión
«Rosario de Acuña, teósofa», es el título que Mario Roso de Luna le pone al escrito  que publica en Hesperia y en el cual se hace eco de la carta que ha recibido de Carlos Lamo. Su contenido bien pudiera considerarse la última confesión...

 

 

 

El cuarto estado (Il Quarto Stato), óleo de Giusseppe Pellizza (Museo del Novecento, Milán) 213. Preparando el centenario
Hace unos meses, una concejala del Ayuntamiento de Gijón se interesaba por conocer cuáles eran mis propuestas al respecto. Por diversas circunstancias no se las pude hacer llegar entonces. Quizás ahora sea buen momento...

 

 

Familia de Acuña y Robles, (fotografía cedida por María José de Acuña Garrido) 212. La prima repudiada
Se enteraron, claro que se enteraron. Cuesta trabajo creer que no lo hicieran, pues los periódicos de toda España, aun los de menor tirada, se hicieron eco de aquel escándalo. La prima Rosario, la hija del difunto tío Felipe, estaba en boca de todos...

 

 

The doctor (1891) óleo de Luke Fildes (Tate Britain. Londres) 211. El médico que la vio nacer
Enterada de su muerte, quiso rendirle un público homenaje. Se trata de Pablo León y Luque, afamado galeno que repartió sus esfuerzos entre los juzgados y las casas de socorro de Madrid, entre la beneficencia y la medicina forense...

 

 

Galileo ante el Santo Oficio, obra de Joseph-Nicolas Robert-Fleury (Museo de Luxemburgo, París) 210. La sombra de Galileo y el eclipse
Aparece un tercer elemento, el eclipse total de Sol que, al actuar como nexo de unión entre el pasado y el entonces presente, confiere contemporaneidad a la disputa, abriendo la puerta a una revisión del proceso inquisitorial...

 

 

Alicante a finales del siglo XIX. Fotografía de Francisco Ramos Martín (Archivo Municipal de Alicante) 209. La conexión alicantina
Entonces como ahora, lo importante es que el mensaje llegue a cuantas más personas mejor. El buen paño, la mejor idea, la eficaz consigna, deben salir de la preciada arca para que sean bien conocidas. Lo sabía, tenía que saberlo, cuando decidió...

 

 

Un tramo del paseo Rosario de Acuña (archivo del autor) 208. El paseo que (casi) nadie conoce
A pesar de figurar en el callejero oficial desde el año 1990, no he encontrado hasta el momento referencia alguna que informe a quienes por él transitan dónde empieza y dónde acaba el denominado Paseo Rosario de Acuña...

 

 

Edvard Munch: «Separación» (1894) 207. Separada hasta la muerte
Rosario y Rafael acordaron su separación. «Sola estaba, sola estoy». Treinta y dos años tenía entonces. Toda una vida por delante, que en ningún caso podía estar supeditada a la tutela de quien legalmente continuaba siendo...

 

 

El Santo Oficio (fragmento), Francisco de Goya (Museo del Prado) 206. «La caverna y el Patronato Rosario de Acuña», por Regina Lamo
Es el nombre de Rosario de Acuña, la anticlerical, la librepensadora, lo que estorba. Hay que acabar con lo que significa, como acabaron con ella en vida. Es la consigna...

 

 

Alegoría de la Justicia, sello de 1874 205. La conferencia y los mestizos
Una lección aprendida: que en asuntos de tribunales conviene ser bien prudente, pues para que tan renombrada Dama se ponga el turbante en los ojos y se avenga a resolver los litigios «necesita como primera condición para actuar la tasa de precio»...

 

 

 

Imagen que acompaña el texto de Raquel C. Pico 204. «La vida revolucionaria de Rosario de Acuña», por Raquel C. Pico
La pormenorizada descripción que realiza Raquel acerca de su inesperado encuentro dominical con Rosario de Acuña es un buen ejemplo de lo que suele ocurrir cuando su figura abandona...

 

 

Copia de un fragmento de la sección de este blog donde se encuentra la relación alfabética de sus obras 203. Ninguno de los dos
... y encargo a don Luis París y Zejín que ayude a ordenar, coleccionar, corregir y publicar (poniéndole prólogo a la colección) a don Carlos Lamo y Giménez todas mis obras literarias...

 

 

Ilustración incluida en la Agenda 2020 Mujeres míticas de Gijón/Xixón 202. Mujeres míticas
Estaban ahí. ¡Claro que estaban ahí! Solo era preciso buscarlas en el sitio adecuado y, una vez encontradas, darles la visibilidad adecuada. Eso es lo que ha venido haciendo en los últimos años el Ayuntamiento de Gijón...

 

 

 

Novillada en Pinto. Grabado de M. Vierge a partir de un boceto de M. Ubarrieta (Le Monde Ilustré, París, 14/9/1872) 201. Alerta en la villa de Pinto
La situación debió de volverse un tanto incómoda para aquella mujer que recibe tantas visitas de forasteros, que tantos viajes realiza, que celebra animadas veladas en su vivienda...

 

 

Fragmento de «La escuela de Atenas», de Rafael Sanzio (Museos Vaticanos) 200. El buen discípulo
Mantengo dudas razonables acerca de que la suya fuera una «relación de pareja», esto es, que Carlos era su amante o compañero sentimental, expresiones que se han venido utilizando al respecto...

 

 

 

Fragmento de la cabecera del Boletín de procedimientos, órgano oficial del Soberano Gran Consejo General Ibérico 199. La masonería, bastión estratégico
La masonería con «su importante influencia», es para ella un estratégico bastión en la campaña de Las Dominicales en la que está inmersa, pues no solo le proporciona amparo y defensa, sino que además le brinda la posibilidad de ir sumando a su causa nuevas...

 

 

 

Título de la obra extraviada, un drama en prosa y en tres actos 198. Un drama extraviado
Gracias a un documento manuscrito que he podido consultar apenas hace unos meses, sabemos que en el mes de agosto de 1880 envía a Guillermo Gullón el manuscrito de un drama en prosa y en tres actos titulado Castigar...

 

 

Cabecera del primer número de Las Dominicales 197. La campaña de Las Dominicales (1884-1891)
Aunque la suya fue la vida de una luchadora, solo en una ocasión decidió enfundar la armadura; tan solo en una ocasión quiso voluntariamente acudir al «campo de glorioso combate» para luchar contra el oscurantismo reinante...

 

 

Cartel del estreno de Rienzi el tribuno en La Coruña. Archivo Rosario de Acuña, Biblioteca Historica Municipal de Madrid 196. El exitoso estreno de Rienzi
Bien pudiera pensarse que quizás aquel exitoso estreno no llegó en el mejor momento, pues Rosario se adentraba por entonces en una nueva etapa de su vida. Su boda, que tuvo lugar dos meses después del exitoso estreno, y su posterior traslado a Zaragoza...

 

 

 

Algunas de las cartas del archivo de Rosario de Acuña 195. El archivo desempolvado
Integran el archivo 298 documentos de diverso tipo, entre los que se incluye un cartón de 22 centímetros en el que figura escrito el siguiente texto: «Ruego sean leídos por persona que me sea afecta por si en ellos hallara...

 

 

 

Libertad-reacción. Caricatura publicada en El Motín en 1882 194. La batalla de El padre Juan
Cumple cuarenta años el primero de noviembre del año 1890 y ese parece el momento elegido para abandonar la lucha activa, para dar por concluida su campaña en Las Dominicales. Así lo había manifestado tiempo atrás («solo me quedan tres años...

 

 

 

La sede del Ayuntamiento gijonés a principios del siglo XX 193. Cuatro años por delante. El reto del centenario
El centenario de la muerte de Rosario de Acuña constituye todo un reto para las dieciséis concejalas y los once concejales que desde el pasado sábado día 15 integran el Ayuntamiento de Gijón. En sus manos está la tarea de recuperar el protagonismo...

 

 

 

Retrato de Francisco de Laiglesia Auset (1849-1822) 192. Un cuñado poderoso y cada vez más distante
Aunque no la consideren parte de su familia, lo que no pueden evitar don Francisco y sus hermanas es que Rosario de Acuña se convierta en viuda del comandante de Laiglesia. Rafael fallece en Alicante en los primeros días de 1901...

 

 

 

Imagen de la plaza que llevará el nombre de Rosario de Acuña en Tarrasa (Terrassadigital.cat) 191. Tarrasa recupera su presencia en el callejero
Los responsables del municipio de Tarrasa han acordado recuperar el nombre de Rosario de Acuña para denominar a una de las plazas de la ciudad, tras haber desaparecido de su callejero hace más de treinta años...

 

 

Fragmento del cartel anunciador de la mesa redonda 190. Regreso al Ateneo
El próximo cuatro de junio, ciento treinta y cinco años después, Rosario de Acuña volverá al ateneo madrileño. Ese día está programada una mesa redonda para hablar del libro Rosario de Acuña, Hipatia (1850-1923). Emoción y razón...

 

 

 

Imagen con el título de la charla pronunciada el 6/5/5019 189. Rosario de Acuña, patrimonio colectivo...
Cincuenta años después de que Patricio Adúriz se lamentara de que casi nadie sabía quién era Rosario de Acuña, contamos ahora con la posibilidad de seguir el eco cierto de su historia...

 

 

 

Grabado de Ana de Mendoza, princesa de Éboli, publicado en los primeros años del siglo XX 188. De Pinto, mi reina
Tampoco la ha olivado Mario Coronas Arquero, autor del libro De Pinto, mi reina, que se ha presentado hace tan solo unas semanas. La obra realiza un recorrido por la historia de la localidad a través de doce reseñas biográficas...

 

 

 

Portada del libro187. Mujeres en la Historia
La de Rosario de Acuña es una de las biografías que integran la colección Mujeres en la Historia que edita el diario El País, compartiendo espacio con Isabel de Castilla, Simone de Beauvoir, Victoria Kent, Marie Curie o  Clelopatra...

 

 

 

Partida de caza (1775), de Francisco de Goya (Museo del Prado) 186. La escopeta nacional
No terminó los estudios de Leyes pero, tal parece, que Felipe de Acuña Solís no desaprovecha las circunstancias, cultivando un creciente círculo de amistades. Se mueve con soltura por los despachos ministeriales, también por palcos y bambalinas, y no se le da nada mal el manejo...

 

 

 

Portada del libro 185. Siete miradas a una vida de mujer apasionante
Una vida de mujer apasionante, y una obra literaria y periodística de sumo interés, resumen en pocas palabras el porqué de haber querido reunirse aquí diversas voces especializadas en la figura de Rosario de Acuña...

 

 

 

Retrato de una joven (siglo I d.C, pintura al fresco, Museo Arqueológico Nacional de Nápoles) 184. De la tutela del padre a la tutela del esposo
Tampoco podrá la mujer publicar escritos, ni obras científicas ni literarias de que fuere autora o traductora, sin licencia de su marido o, en su defecto, sin autorización judicial competente...

 

 

 

Las crónicas de la Gran Guerra sobrecogen el corazón de quienes las leen en la retaguardia. También el de las mujeres coronadas. Reinas y emperatrices penaban por el padecimiento de sus súbditos en las trincheras...

 

 

 

Cierto es que manifestó que no se consideraba socialista en el sentido dogmático y científico de la palabra, pero no es menos cierto que colaboró en algunas de sus iniciativas y que mantuvo buenas relaciones con unos cuantos dirigentes socialistas. Tal es el caso...

 

 

 

Maternidad, Pierre Augusto Renoir, Museo d´Orsay, París 181. Maternidad
La liberación de la mujer tan solo tiene un límite para ella: el mandato de la naturaleza, la maternidad. «Las solteras y las viudas hagan lo que quieran; las madres no pueden ser...

 

 

 

Centro Sociocultrual Rosario de Acuña (fotografía www.madrid.es) 180. Centro Sociocultural Rosario de Acuña, Madrid
La Junta Municipal del Distrito de Latina, en sesión celebrada el 5 de abril de 2018, acordó asignar el nombre Rosario de Acuña al centro sociocultural sito en la calle María del Carmen, número 65. Culminaba así un proceso iniciado...

 

 

 

Placa de una calle con su nombre 179. A vueltas con sus calles
Cuando el periodista Roberto Castrovido reclamaba en 1925 que el Ayuntamiento madrileño pusiera el nombre de Rosario de Acuña a una de las calles de la capital, es bastante probable que desconociera que ya la tenía. Lo ignoraban también las autoridades municipales cuando...

 

 

Vista de la casa de Rosario de Acuña desde El Rinconín (archivo del autor) 178. ¿Qué hacemos con la casa de Rosario de Acuña?
El Ayuntamiento de Gijón adquirió la que fuera casa de Rosario de Acuña en 1988 para convertirla en un albergue juvenil. Finalmente fue la sede de una escuela-taller medioambiental. Hace tiempo que tiene sus puertas cerradas, sin uso conocido...

 

 

 

Cartel de la obra 177. Estreno en el Centro Dramático Nacional
El Centro Dramático Nacional produce una obra que tiene a Rosario de Acuña de protagonista. La autora es Asunción Bernárdez y lleva por título Rosario de Acuña: Ráfagas de huracán...

 

 

 

Dibujo alegórico del triunfo de la República publicado en 1873 176. Republicana
Aún habrá que esperar hasta que se pueda constatar que también ha dejado de ser monárquica. Tan solo es cuestión de tiempo, pues en aquella redacción, en aquellas páginas, las ideas republicanas afloran por doquier, no sólo en los escritos de Ramón Chíes y Fernando Lozano, codirectores del semanario librepensador, sino en los de buena parte de sus colaboradores...

 

 

 

Dibujo de Antonio de Acuña Solís publicado en 1882 175. La sobrina descarriada
Junto al primo Pedro Manuel, los hermanos Felipe, Antonio y Cristóbal forman un grupo muy bien avenido. Compartían aficiones, inquietudes políticas y proyectos empresariales. Rosario de Acuña, la hija única de Felipe, era la mayor de las sobrinas...

 

 

 

El Urriellu desde el mirador del mismo nombre (Archivo del autor) 174. Asturias, la tercera opción
Aunque, según cuenta, desde su niñez soñaba con vivir y morir en Asturias, cuando en los años noventa tomó la decisión de abandonar Madrid no fueron las tierras asturianas las que eligió para...

 

 

Fragmento de un grabado publicado en 1876 173. Sinfonía de animales
Su amor por los animales era un sentimiento que se alimentaba con la admiración que le producía la atenta observación: en su comportamiento se ponían de manifiesto los principios inexorables de su adorada...

 

 

Reproducción de la pintura titulada ¿Será difteria? de Marcelino Santamaría Sedano (La Ilustración Española y Americana, 30-6-1894) 172. De médicos y enfermedades
Una historia que dio comienzo el primer día del mes de noviembre de 1850, cuando el doctor Pablo León y Luque la ayudaba a nacer en el domicilio familiar, y termina en el momento en que el doctor Alfredo Pico Díaz certifica su defunción a las seis de la tarde de aquel sábado cinco de mayo del año 1923, hace hoy...

 

 

Fotografía de Constantino Suárez (Fototeca del Pueblo de Asturias), portada del libro Mujeres de Gijón (1898-1941) 171. Mujeres en lucha
No está de más que hoy, 8 de marzo de 2018, día en el cual millones de mujeres españolas están en huelga, recordemos a estas otras mujeres que en las décadas finales del siglo XIX decidieron emprender una larga lucha para abrir el camino de la victoria a sus descendientes...

 

 

Cabecera de una revista de educación editada en los años sesenta del siglo XIX 170. Aprendió a aprender
No tiene sentido elucubrar acerca de la formación que nuestra protagonista hubiera alcanzado de haber seguido el plan de estudios establecido en la Ley de Instrucción Pública de 1857. No sabemos, ciertamente, cómo hubiera sido su educación de no haber sufrido...

 

 

Fototipia nº 41 de la serie número 27, dedicada  a «célebres poetisas y grandes escritoras» 169. En una caja de cerillas
Fue a principios del siglo XX cuando la Compañía de Cerillas y Fósforos, arrendataria del monopolio, decidió poner en circulación una nueva serie de fototipias, la número 27, dedicada en esta ocasión a «célebres poetisas y grandes escritoras», que venía a dar continuidad...

 

 

 

Retrato de Gustavo Adolfo Bécquer pintado por su hermano Valeriano en 1854 168. El amigo de Gustavo Adolfo
En este apuro recurro una vez más a usted y aun que me duele abusar tanto de su amistad, le ruego que si es posible me envíe tres o cuatro duros para esperar el envío de dinero que aguardamos...

 

 

 

Suances. Ilustración publicada en los años ochenta en la que aparece la torre situada a la entrada de la ría 167. ¡Se acabó!
Durante la noche del dos al tres de abril del año 1905 se comete un robo en una finca de la localidad cántabra de Santa Cruz de Bezana. El suceso tiene importancia, pues no solo se han llevado un buen lote de gallos y gallinas, sino también...

 

 

 

ragmento de la carta que Rosario de Acuña envía en 1921 al presidente del Ateneo Obrero de Gijón166. De una carta manuscrita en la Biblioteca Jovellanos
Agradecida por habérsele concedido permiso para leer los libros de la Biblioteca Circulante les adjunta dos presentes: una revista y un retrato suyo. Por lo que respecta a la publicación, de la cual se atreve a asegurar que hay poquísimos ejemplares y que constituye «una verdadera recopilación de escogidas firmas...

 

 

Asamblea de universitarios en Barcelona (Mundo Gráfico, 13-12-1911)165. Jóvenes y... jóvenes
Unos salieron airados a las calles de España para protestar contra lo que había escrito, obligándola a partir hacia el exilio para evitar ser encarcelada; otros, calmos y discretos, la animaron a salir de su voluntaria reclusión, reclamándole su estímulo y magisterio. Los primeros eran jóvenes universitarios ataviados...

 

 

Invitación al acto de presentación en Gijón de El crimen de la calle de Fuencarral 164. De la presentación de El crimen de la calle de Fuencarral
De todos los crímenes cometidos a lo largo de la historia, algunos hay que se instalan en la memoria colectiva y su recuerdo perdura a lo largo del tiempo. Tal es el caso del ocurrido en la madrileña calle de Fuencarral a finales del siglo XIX. Han transcurrido ciento veintinueve años desde entonces y sus ecos...

 

 

Torrecerredo y Peña Vieja en un mapa topográfico del Instituto Geográfico Nacional 163. Por la canal del Embudo
Un momento. Volvamos a leer: «... quedarnos a pasar la noche en la abrupta cumbre de Torrecerredo» ¿Estaban en la cima del pico Torrecerredo? ¿Rosario de Acuña y Villanueva y sus dos acompañantes habían ascendido a la cima más alta de los Picos de Europa dos o tres años antes que el conde de Saint-Saud? ...

 

 

Portada de El crimen de la calle de Fuencarral 162. Galdós, Acuña y el crimen
En aquella vivienda del segundo izquierda del número 109 de la calle de Fuencarral sólo había dos mujeres, y una de ellas, doña Luciana, estaba muerta. El juicio fue seguido con apasionamiento por la opinión pública y por los publicistas de la época (Pérez Galdós y Rosario Acuña, entre ellos). La posterior sentencia no terminó con la polémica, que ha continuado hasta nuestros días...

 

 

 

Dibujo de la torre Eiffel publicado en La Ilustración Española y Americana en 1886161. Découvrez la France
Cuando en los primeros días del mes de diciembre del año 1911 la Guardia Civil se presenta en su casa gijonesa, se encontró con la finca desierta. La prensa dice que, probablemente, salió en dirección a Francia. Ciertamente, había motivos para pensar que su destino bien podría haber sido el territorio francés...

 

 

 




siguientes                      anteriores (⇑)
 

 

© Macrino Fernández Riera – Todos los derechos reservados – Se permite la reproducción total o parcial de los textos siempre que se cite la procedencia